Vendo barco barato

En diciembre de este año se conmemoran los 70 años de "La Batalla del Río de la Plata", el primer combate naval entre Inglaterra y Alemania, de la Segunda Guerra Naval.

La llegada del acorazado Admiral Graf Spee a la bahía de Montevideo y su posterior "hundimiento" frente a nuestras costas, no han hecho otra cosa que alimentar al folclore autóctono con todo tipo de leyendas, mitos y conspiraciones, algunas con más fundamento histórico y otras con más glamour cinematográfico.

Por lo tanto estoy seguro de que este año nos veremos inundados con todo tipo de noticias relacionadas a este importante acontecimoento de caracter mundial, que ya comienzan a poblar los diferentes portales informativos.

• Tapa de la novela gráfica "Los Últimos Días del Graf Spee",
de Rodolfo Santullo y Matías Bergara,
ganadora en los Fondos Concursables 2008 del MEC.


25.05.2009
Cancillería prepara respuesta a gobierno alemán por Graf Spee
POR ANDRÉS LÓPEZ REILLY

Un nuevo documento confirma que el Graf Spee fue comprado a los nazis por un ciudadano uruguayo en 1940. Con esta documentación y la ley sobre barcos hundidos, la Cancillería defenderá ante Alemania los derechos sobre el acorazado. Pero Alemania tampoco quiere que el águila se exhiba "individualmente" en Montevideo, por la enorme cruz esvástica que luce a sus pies.

De hecho, se canceló una exhibición que se iba a hacer en Atrio Municipal (votada por la unanimidad de los ediles en la Junta Departamental).
Actualmente, la pieza de bronce se encuentra en una caja, guardada en un depósito del Fusna.
Curiosamente, el Ministerio atendió el reclamo del gobierno alemán; en ese entonces el canciller era Reinaldo Gargano.

"El ministro y algunos de sus colaboradores hicieron algún tipo de "cortesía" al embajador alemán, dejando todo "dormido". A pedido del anterior embajador alemán, la Cancillería le "sugirió" a la Junta Departamental que no se hiciera la exposición", relató a El País el empresario Alfredo Etchegaray, propietario de los derechos de rescate del buque.


Cambio.

Recientemente, el canciller Gonzalo Fernández le expresó a Etchegaray su disposición para resolver el tema rápidamente, sobre la base de un análisis jurídico de la situación.
Para defender la "propiedad" de los restos del Graf Spee, hundido en aguas jurisdiccionales uruguayas en 1939, a siete millas de Punta Yeguas, el gobierno cuenta con la norma 14.343, popularmente conocida como "Ley de Barcos Hundidos", que se creó originalmente para recuperar embarcaciones naufragadas y evitar accidentes marítimos.

La norma señala que "los barcos hundidos con anterioridad al 31 de diciembre de 1973 y cuya extracción, remoción o demolición no fuere comenzada antes de los cuatro meses después de publicada esta ley (1976), serán considerados automáticamente abandonados a favor del Estado".

Pero además, existe un documento en inglés que certifica que en 1940, el gobierno alemán vendió el barco a un ciudadano uruguayo. Ese escrito fue recuperado por Etchegaray en la Oficina de Registro Público del Reino Unido (Public Record Office), para lo cual tuvo que contratar -y pagar de su bolsillo- a investigadores de la Universidad de Oxford.

Como tercer elemento, se suma ahora otro documento de compraventa, hallado por Etchegaray en los archivos de la Armada, en el que se señala que "el gobierno alemán vende a Don Julio Vega Helguera y éste le compra a aquél, los restos del barco de guerra denominado Admiral Graf Spee, hundido en las aguas del Río de la Plata".


La trama secreta.

El diario El País del 2 de marzo de 1940 ya daba cuenta de la venta del acorazado a este ciudadano uruguayo. Pero entonces, no se conocían algunos detalles de la transacción que luego puso al descubierto Etchegaray, desempolvando documentos que estuvieron "clasificados" durante décadas: el monto de la venta fue 14.000 libras y Julio Vega Helguera había sido contratado por la Inteligencia británica, que quería tener acceso a la tecnología de avanzada del Graf Spee; los secretos por los cuales el capitán Hans Langsdorff decidió su hundimiento, a la salida del puerto de Montevideo.

• El Capitán Hans Langsdorff por Peter Parker.
(Fotocomposición realizada con planos de Graf Spee y
boceto original de Matías Bergara).

Entre otras cosas, transportaba no menos de cinco máquinas "Enigma", que permitían enviar sofisticados mensajes codificados, aunque éstas seguramente fueron desembarcadas antes de la explosión del buque.

Si bien no figura en ningún documento, existe la posibilidad de que el gobierno uruguayo, en 1939 o 1940, haya pedido a Alemania que removiera el casco por los peligros que representa para la navegación (de hecho, fue chocado al menos una vez por un carguero).
"Probablemente por eso Alemania le vendió el Graf Spee como "chatarra" a Julio Vega Helguera", dijo Etchegaray.

• Tumba de los tripulantes del Graf Spee enterrados en el Cementerio del Norte,
en un predio adquirido por la Embajada Alemana.
(Foto: Peter Parker)


En disputa.

La ley nacional sobre buques hundidos y dos documentos de compraventa de 1940 señalan que lo que queda del buque le pertenece a Uruguay. Ese país dice que le pertenece y no quiere que se exhiba el águila.


Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2009

15 comentarios en la red:

Corto Maltes dijo...

Gran Post, Peter. Lo tendré en cuenta como aperitibo del comic que bien sabes que compré, pero que no pude leer todabia.

Peter Parker dijo...

¡Corto, no lo leístes todavía!
Plop.

(Después hablamos)

Belerofonte dijo...

Entre las actividades del 70 aniversario, damos una charla con Bergara en el Museo Histórico el 31/07 como parte de un ciclo de conferencias sobre el tema. Ampliaremos!!!

Matías B. dijo...

Espectacular post como siempre, Peter! Al final no pude visitar la tumba de Langsdorff en el cementerio de Chacarita..

Peter Parker dijo...

Rodolfo, el 31 de julio caemos en patota... espero que el Corto pueda ir.

¡Qué macana Matías!
¿No había ninguna línea de subte que te dejara cerca?, je, je.
Después te mando por e-mail otras fotos del Cementerio del Norte.

Un abrazo.

El Antiheroe dijo...

Lo comprado es mio y se acabo...no lo devuelvo. Saludos PP. Grande el blog como siempre.

Joker 23 dijo...

Bueno, reconozco que para mi este post fue un instructivo historico.

Otra cosa, el blog losultimosdiasdelgraffspee existe todavia?

Martín dijo...

Mmmm... de quién será?

Los alemanes son hipócritas: en Alemania, pasan horas y horas en las clases de historia, enseñándoles a los chiquilines lo malo del nazismo, etc. (lo sé, por una alumna alemana que tuve), y sin embargo, cuando los demás países entramos en posesión de un elemento con una esvástica... horror!

Peter Parker dijo...

Antihéroe, ¿lo vas a dejar acá o te lo llevás para Miami? Capáz que se lo revendés a los cubanos y hacés una platita extra.

Gracias por el constante apoyo esporádico ;)

Joker, este post es bien para vos, con espías y conspiraciones internacionales.
El blog del Graf funciona perfecto... que tenga 8 meses de moho por estar sumergido en el tiempo, es otra cosa.

Martín es muy cierto lo que decís. Acordate que Arlequín fue al Deutsche Schule y me contó que allí les aplicaban una especie de "Naranja Mecánica" para limpiar su imagen y separar a los nazis del pueblo alemán; (al igual que el Dr. Octopus... hay que tomar todo con pinzas)

Ahora que se jodan, el barco es de mi amigo El Antihéroe.

Joker 23 dijo...

Creo que está bien separar a los nazis de los alemanes. Es una generalización repugnante esa. Es como decir que todos los españoles son racistas, o los italianos son mafiosos, o que los norteamericanos son capitalistas, o que los argentinos aman a maradona, o que los brasileros juegan bien al futbol, o que los uruguayos aman el mate, o que los franceses no se bañan, o que los coreanos disfrutan jodiendo con las pruebas nucleares, etc, que etcétera no sirve para nada, etc.

De verdad, creo que está bien, pero desconozco los métodos.

Me gusta mucho este post histórico.

oenlao dijo...

me encato la historia del spee. y buena reseña.

Peter Parker dijo...

...o que todos los payasos son amargados y borrachos (y hasta llegan a lanzar ácido por una flor en la solapa).

Muchas gracias Oenlao, acordate que luego del "hundimiento" del acorazado, la historia prosigue en Argentina, donde finalmente el Capitán Langsdorff se quita la vida.
Acá ya tenés material para hacer un cómic... quien te dice que no puedas presentarlo en MC2010.

andal13 dijo...

Muy buena reseña.

Y una vez que pasen la gripe porcina y las elecciones, tendremos tema de qué hablar!

;-)

andal13 dijo...

Cuando puedas pasate por La Pulpera http://lapulpera.blogspot.com/, que el post "adaptando historietas" está imperdible.

Peter Parker dijo...

Andrea, me alegro de que te haya gustado la reseña y ya me di una vueltita por La Pulpería, pa'ver si picaba algo acodado a la barra... es como vos decís, "imperdible".

Besos y tomá Pharmatón.

Related Posts with Thumbnails